No soy pirata

Copiar música o bajarla de internet usando redes P2P es legal, legítimo y bueno para el mundo artístico. Esto es lo que sostiene un cada vez mayor grupo de personas, entre las que me encuentro.

La Ley de Propiedad Intelectual reconoce una serie de derechos a los ciudadanos sobre obras artísticas y, siempre que no sea con ánimo de lucro, permite la copia para uso privado incluyendo redistribuirla de forma no lucrativa a tus conocidos y amigos.

"Una obra ya divulgada puede ser reproducida sin autorización del autor cuando dicha reproducción se hace "para uso privado del copista" y siempre que la copia no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa."

Esto es lo que intentaba explicar un profesor de la UPV, Jorge Cortell (catedrático de propiedad intelectual), en una conferencia prevista para hoy. La idea era usar redes P2P durante la conferencia para bajarse música, un acto calificado de ilegal por parte de determinados ladrones y así se los hizo saber mediante una serie de BuroFaxes.

Jorge CortellSin embargo, de una forma un poco surrealista, el rectorado de la universidad ha movido unos hilos para evitar que se diera la conferencia, negandole a Cortell la libertad de cátedra y de expresión, entre otras. Al final parece que la charla se ha celebrado al aire libre, si veo más información la pondré por aquí como podéis leer en esta historia de Cortell. También ha puesto otra anotación en su blog, algo fatalista para mi gusto, que refleja bastante bien que es lo que está empezando a sufrir este profesor.

De momento podéis seguir descubriendo las mentiras que la SGAE lanza contra vosotros en el portal de una plataforma creada al efecto: NoSoyPirata.com.

La sociedad cambia y los modelos de negocio también, entre ellos la música. No es de recibo que me cobren 20€ por un disco nuevo y no entienden que la industria así no se sostendrá. Por no hablar del canon de los CDs virgenes, absolutamente indignante.

Teo Ruiz · 4 May 2005
comments powered by Disqus