Do you... blog?

Si la respuesta es no, es porque específicamente has tomado esa decisión, y es que están empezando a proliferar herramientas y alojamientos gratuitos que ponen al alcance de cualquiera tener una bitácora.

Un weblog es, según Wikipedia.

Un weblog, también llamado blog o bitácora, es un sitio web donde se recopilan cronológicamente mensajes de uno o varios autores, sobre una temática en particular o a modo de diario personal, siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente.

Pero una bitácora es mucho más, está viva gracias a los comentarios, forma una gran malla con las bitácoras a las que enlaza, en definitiva es mucho más que historias cronológicamente ordenadas. Es una la verdadera representación de la información como se entenderá el día de mañana: distribuida, incontrolable e inalienable.

Han llegado, las bitácoras, a los medios de comunicación, a las grandes empresas, a mis amigos (incluso Bárbara se ha puesto un blog!, obviamente de color rosa).

Y si tu, querido lector ocasional, has decidido, además de leer, escribir un blog en Internet hay muchas opciones. Especialmente interesante parece La Coctelera, que abrió sus puertas digitales ayer, como se puede leer en la bitácora de uno de sus creadores:

¡La Coctelera está en marcha! Ya puedes entrar en http://www.lacoctelera.com y darte de alta para en menos de un minuto tener tu weblog. Corre, llama a tu madre, a tu hermana, a tu vecino, porque probablemente The Shaker no sea para tí: hemos hecho una herramienta con un número mínimo de funcionalidades, las que la mayoría de los usuarios utilizarán. Hemos quitado y reducido la herramienta a su mínima expresión, para generar el menos ruido posible y hacer lo más fácil posible el publicar. Ese es nuestro sello.

Me he creado uno en un santiamén. Ya sabes, si os apetece tener un blog rápido, sencillo y en el que lo único que tenéis que preocuparos es de escribir, La Coctelera es tu sitio.

Otro día hablaré de Bitacoras.com.

Teo Ruiz · 11 May 2005
comments powered by Disqus