La belleza es un fraude

La belleza no es algo estático sino que ha ido cambiando a lo largo de la historia, probablemente de una forma cíclica (muy interesante el libro que Umberto Ecosobre publicaba sobre ello el año pasado). Hoy, la belleza que se lleva es la que impone la publicidad de las grandes multinacionales.

El ministerio de Salud y Asuntos Sociales de Suecia ha lanzado una campaña que intenta demostrar que el modelo actual de belleza es, casi siempre, un fraude. En esta imagen vemos el ficticio antes-y-después-de-fotoshó de una foto de portada de una teórica revista para adolescentes. Una chica normal, que por otra parte no está nada mal, pasa a convertirse en una cintura imposible.

Belleza sueca, antes y despues del retoque

Lo peor es que todo esto no ha hecho más que empezar para nosotros, el público masculino, lleno de metrosexuales en potencia. Véase cualquier campaña del señor Klein.

(vía La Tejedora)

Teo Ruiz · 25 September 2005
comments powered by Disqus