NetAdicto

Aunque lo sospechaba, nunca había constatado lo mucho que necesito Internet. Este fin de semana, mi router está algo tonto, y solo me da conexión por ráfagas, lo que se está conviertiendo en una especie de tortura china. Tengo un ping abierto en una terminal, y cuando veo que tengo conexión me lanzo a una frenética apertura de pestañas en el navegador con los blogs que leo a diario, más pestañas con los periódicos, descargo el correo electrónico, voy a la Wikipedia a abrir más pestañas casi de forma aleatoria y entro en mí blog para intentar postear ésto. Cuando menos me lo espero, cae la conexión y vuelvo a quedarme solo, con mi disco duro y poco más.

Incluso he subido a la azotea a ver si algún imprudente vecino compartía su conexión inalámbrica, como en Santa Justa, pero no ha caído la breva. Así que esta tarde es probable que vaya de excursión a robarle algo de ancho de banda estable a algún amigo.

¿Me estoy convirtiendo en uno de esos malvados adictos a Internet que tanto aparecen en la prensa?. ChanChan.

Nota: Ahora hay, a publicar!!!

Teo Ruiz · 16 October 2005
comments powered by Disqus